BASURA Y GRASA OBSTACULIZAN SERVICIO DE DRENAJE